Podcasting en España: más de lo que oyentes y anunciantes esperan

Este artículo sobre el podcasting en España apareció antes (y más bonito) en la web de la revista Telos.

Planchar, levantar pesas, desplazarse en coche, cocinar, correr por la calle, nadar. Hay pocas actividades que no puedan acompañarse de un podcast. Estos programas de audio son perfectos para una sociedad que se lamenta de la falta de tiempo y donde la solución más popular es hacer varias cosas a la vez. Los podcasts permiten simultanear. Es lo que tiene el oído humano, que no demanda tanta atención como la vista o el tacto (pruebe a realizar cualquiera de las actividades de antes mientras ve un vídeo o toca la flauta)

Que los podcasts permitan simultanear podría ser la clave de que sean tan consumidos, especialmente en EE.UU., mucho menos en España. Pero esto mismo -ocupar los oídos y dejar libres los otros cuatro sentidos- lo lleva haciendo la radio desde hace casi un siglo. Luego debe de haber algo más que explique por qué uno de cada cuatro estadounidenses escucha podcast o por qué nuestro EGM ha empezado a incluirlos en sus datos de audiencia.

Continuar