Vivir del podcasting en España es posible pero también excepcional

Aunque las marcas empiezan a apostar por el podcasting, la mayoría de ellas prefiere las grandes redes de pódcasts y apenas presta atención a los programas independientes. En estos casos, el micromecenazgo sobresale como la vía de monetización estrella y ya podemos decir que en España hay podcasters que pueden vivir solo de sus programas.

Ahora mismo en España, un pódcast puede ser rentable cuando:

  1. tiene suficientes mecenas que pagan mes a mes lo mismo que cuesta una chocolatina,
  2. tiene algún anunciante importante que lo sostiene o
  3. pertenece a alguna de las redes de pódcasts con las que contactan los anunciantes para poner su publicidad o para que les produzcan programas a la carta.

En realidad, solo hay dos opciones porque la 2. y la 3. son prácticamente la misma: o tu pódcast está dentro de Pódium Podcast, Cuonda, Spain Media Radio o alguna otra red de pódcast importante, o es realmente complicado que los anunciantes llamen a tu puerta. Así que, o te pagan los anunciantes, o lo hacen tus suscriptores, y tienen que ser unos cuantos porque en España el estándar no oficial de la suscripción está en 1,49 euros al mes, que es el mínimo que fijó Ivoox cuando inauguró el micromecenazgo para pódcasts a finales de 2017.

Continuar

Podcasting en España: más de lo que oyentes y anunciantes esperan

Este artículo sobre el podcasting en España apareció antes (y más bonito) en la web de la revista Telos.

Planchar, levantar pesas, desplazarse en coche, cocinar, correr por la calle, nadar. Hay pocas actividades que no puedan acompañarse de un podcast. Estos programas de audio son perfectos para una sociedad que se lamenta de la falta de tiempo y donde la solución más popular es hacer varias cosas a la vez. Los podcasts permiten simultanear. Es lo que tiene el oído humano, que no demanda tanta atención como la vista o el tacto (pruebe a realizar cualquiera de las actividades de antes mientras ve un vídeo o toca la flauta)

Que los podcasts permitan simultanear podría ser la clave de que sean tan consumidos, especialmente en EE.UU., mucho menos en España. Pero esto mismo -ocupar los oídos y dejar libres los otros cuatro sentidos- lo lleva haciendo la radio desde hace casi un siglo. Luego debe de haber algo más que explique por qué uno de cada cuatro estadounidenses escucha podcast o por qué nuestro EGM ha empezado a incluirlos en sus datos de audiencia.

Continuar