Fact checking: el filtro contra la desinformación

Someter las declaraciones de un político al detector de mentiras no es nuevo. Sí es más reciente que las labores de verificación de hechos (o fact checking) no las haga un medio de comunicación sino a una plataforma online independiente.

Es el caso de la argentina Chequeado, una de las más de 160 plataformas de verificación que existen ahora mismo en el mundo. Y la primera en español. Desde 2010 comprueba si políticos, funcionarios, empresarios, sindicalistas y cualquier personaje reconocible e influyente dicen la verdad en sus declaraciones públicas.

También identifica y rastrea noticias falsas.

¿Toda declaración debe ser verificada? “No todos los temas son relevantes”, explica Laura Zommer, directora de Chequeado desde hace casi siete años. Tiene que ser una declaración factual, que haga referencia a un hecho o a un dato comprobable, no una opinión, una exageración o un recurso retórico.

En Chequeado repasan diariamente todos los discursos políticos relevantes, sesiones parlamentarias incluidas. A esta información suman la lectura de 30 medios, en papel, web, radio y televisión. Cada día de la semana.

Continuar

Las noticias falsas son sólo la superficie

Este artículo sobre desinformación y fake news apareció en una versión distinta en la web de la revista Telos.

La Comisión Europea quiere acabar con la desinformación y para ello ha propuesto decenas de medidas de amplio espectro que no se limitan a las noticias falsas. Es más: las noticias falsas son, para la CE, sólo la parte visible de un problema mayor, la desinformación. Un problema en el que participan medios, consumidores de noticias, plataformas digitales, educadores y administración. La CE quiere eliminar la desinformación y quiere hacerlo antes de las elecciones europeas de mayo de 2019.

Continuar