Así justifican los escépticos del coche autónomo que éste no vaya a terminar por completo con los accidentes de tráfico

Clienta neutralmente satisfecha se aleja de un Waymo, el coche autónomo de Google, sin darse cuenta de que se ha dejado la puerta corredera abierta

La idea de que el vehículo autónomo va a diezmar los accidentes de tráfico se ha convertido en un tópico. Lo dicen los fabricantes de coches y de dispositivos (directamente o a través de informes pagados por ellos), nuestra DGT y prácticamente cualquier medio de comunicación. Pero, ¿hay una corriente contraria, alguien que diga que quizá nos estemos pasando un poco con las expectativas? Es mucho más complicado dar con esta línea de pensamiento. Pero no es imposible.

Según los últimos datos de la DGT sobre accidentes de tráfico, casi 4 de cada 10 accidentes mortales se producen por una conducción distraída, 3 de cada 10, por una velocidad inadecuada y algo más de 2 accidentes de cada 10, por conducir después de beber. Hay más causas, pero el sospechoso habitual está clarísimo: el factor humano está detrás de aproximadamente el 90% de los accidentes, según la DGT. Así que sacar el factor humano de la ecuación y sustituirlo por una IA inmune a la distracción, a pisar a fondo y al alcohol debería, a juicio de la DGT, reducir los accidentes. Y reducirlos sensiblemente.

Continuar

A la prensa milenial le estalla su dependencia de Facebook

prensa_milenial_buzzfeed_vice_playground

La prensa milenial pasa por un mal momento. Cerraron Buzzfeed España y Eslang, y Playground y Vice España recortaron sensiblemente sus plantillas. La culpa es del nuevo algoritmo de Facebook, dicen los medios heridos. La culpa es de fiarse de Facebook, dicen los expertos.

Por su propia naturaleza, Facebook está en cambio permanente y no es confiable”. Lo dijo en febrero Campbell Brown, máxima autoridad de Facebook en su relación con los medios, durante la American Magazine Media Conference, uno de los eventos más importantes para los periodistas estadounidenses.

Las palabras de Brown, pronunciadas a principios de febrero, culminaron un inicio de 2019 horrible para los periodistas: sólo en enero, más de 2.000 fueron despedidos. Buzzfeed prescindió de 220 trabajadores, el 15 por ciento de su plantilla, Buzzfeed España incluido. La revista Vice despidió a 250 personas, el 10 por ciento de su personal, lo que afectó a la división española de la marca. El Huffington Post también quedó tocado: 20 personas —ninguna en España, que se sepa—, aunque podrían ser más porque su empresa matriz, Verizon —el gigante que quería competir con Facebook y Google—, propietario de AOL, Tumblr y Yahoo!, anunció que en tres años despedirá a 3.000 empleados de los 11.000 que tiene; lleva 800 despidos desde comienzos de 2019.

Continuar

Blockchain y periodismo 2/2: ¿será el pago por artículo concreto (criptomonedas mediante) el incentivo definitivo para pagar por la información?

¿Y lo será en una época en la que todo apunta a que se van a potenciar las suscripciones?

Dzmitry Kliapitski

Este es un punto interesante porque actualmente no hay una plataforma en España que permita pagar por un artículo concreto. Luego quienes defienden las posibilidades de esta fórmula tienen razones para la esperanza. El razonamiento es el siguiente: ahora mismo no se paga por periodismo porque no existe este método; en cuanto llegue la posibilidad de pagar por artículos concretos, el periodismo se volverá rentable. Puede que sí o puede que no.

Continuar

Blockchain y periodismo 1/2: ¿facilitará al periodista el cobro de sus artículos?

Perro de la raza Shiba inu que pone cara al meme Doge que a su vez pone cara a la criptomoneda dogecoin

Durante los últimos años hemos asistido a la irrupción de varios fenómenos que venían a salvar el periodismo. Por ejemplo:

  • Pivot to the video. Si hoy no se lee tanto como antes, lo más lógico es hacer menos textos y más vídeos.
  • Realidad virtual y realidad aumentada. Si los milenial no pagan por noticias, convirtamos las noticias en videojuegos.
  • El nuevo novo novísimo nuevo periodismo. El periodismo está un pelín denostado por el clickbait, la frivolidad y la desinformación. Con esos mimbres no se pueden conseguir suscriptores. ¿Solución? Un género nuevo digno de ser pagado: el Periodismo de Calidad®.

A este listado, que es fácilmente ampliable si usted echa un vistazo a los títulos de las conferencias sobre periodismo de los últimos años, hay que añadir un fenómeno más: blockchain, del que se dice que podría ser el definitivo salvador de la profesión.

Continuar