Podcasting en España: más de lo que oyentes y anunciantes esperan

Este artículo sobre el podcasting en España apareció antes (y más bonito) en la web de la revista Telos.

Planchar, levantar pesas, desplazarse en coche, cocinar, correr por la calle, nadar. Hay pocas actividades que no puedan acompañarse de un podcast. Estos programas de audio son perfectos para una sociedad que se lamenta de la falta de tiempo y donde la solución más popular es hacer varias cosas a la vez. Los podcasts permiten simultanear. Es lo que tiene el oído humano, que no demanda tanta atención como la vista o el tacto (pruebe a realizar cualquiera de las actividades de antes mientras ve un vídeo o toca la flauta)

Que los podcasts permitan simultanear podría ser la clave de que sean tan consumidos, especialmente en EE.UU., mucho menos en España. Pero esto mismo -ocupar los oídos y dejar libres los otros cuatro sentidos- lo lleva haciendo la radio desde hace casi un siglo. Luego debe de haber algo más que explique por qué uno de cada cuatro estadounidenses escucha podcast o por qué nuestro EGM ha empezado a incluirlos en sus datos de audiencia.

Continuar

Blockchain y periodismo 2/2: ¿será el pago por artículo concreto (criptomonedas mediante) el incentivo definitivo para pagar por la información?

¿Y lo será en una época en la que todo apunta a que se van a potenciar las suscripciones?

Dzmitry Kliapitski

Este es un punto interesante porque actualmente no hay una plataforma en España que permita pagar por un artículo concreto. Luego quienes defienden las posibilidades de esta fórmula tienen razones para la esperanza. El razonamiento es el siguiente: ahora mismo no se paga por periodismo porque no existe este método; en cuanto llegue la posibilidad de pagar por artículos concretos, el periodismo se volverá rentable. Puede que sí o puede que no.

Continuar

Blockchain y periodismo 1/2: ¿facilitará al periodista el cobro de sus artículos?

Perro de la raza Shiba inu que pone cara al meme Doge que a su vez pone cara a la criptomoneda dogecoin

Durante los últimos años hemos asistido a la irrupción de varios fenómenos que venían a salvar el periodismo. Por ejemplo:

  • Pivot to the video. Si hoy no se lee tanto como antes, lo más lógico es hacer menos textos y más vídeos.
  • Realidad virtual y realidad aumentada. Si los milenial no pagan por noticias, convirtamos las noticias en videojuegos.
  • El nuevo novo novísimo nuevo periodismo. El periodismo está un pelín denostado por el clickbait, la frivolidad y la desinformación. Con esos mimbres no se pueden conseguir suscriptores. ¿Solución? Un género nuevo digno de ser pagado: el Periodismo de Calidad®.

A este listado, que es fácilmente ampliable si usted echa un vistazo a los títulos de las conferencias sobre periodismo de los últimos años, hay que añadir un fenómeno más: blockchain, del que se dice que podría ser el definitivo salvador de la profesión.

Continuar

Las noticias falsas son sólo la superficie

Este artículo sobre desinformación y fake news apareció en una versión distinta en la web de la revista Telos.

La Comisión Europea quiere acabar con la desinformación y para ello ha propuesto decenas de medidas de amplio espectro que no se limitan a las noticias falsas. Es más: las noticias falsas son, para la CE, sólo la parte visible de un problema mayor, la desinformación. Un problema en el que participan medios, consumidores de noticias, plataformas digitales, educadores y administración. La CE quiere eliminar la desinformación y quiere hacerlo antes de las elecciones europeas de mayo de 2019.

Continuar