Alemania y España, dos formas distintas de acceder a la vivienda

Régimen de tenencia en Alemania y España.
Infografía de Gustavo Hermoso.

Este artículo sobre el acceso a la vivienda en Alemania y España apareció en una versión mejorada en el magazin del Goethe Institute.

España es un país que definitivamente prefiere comprar a alquilar. Alemania no es así. Según Eurostat, en España el 77,8% de la población tiene un piso en propiedad o lo está pagando; en Alemania, el porcentaje de dueños de piso es del 51,7%. Son modelos distintos que parten de políticas de vivienda muy diferenciadas. En España la construcción ha crecido de forma separada a la demanda de vivienda –España es hoy uno de los países de Europa con más vivienda vacía– y el Gobierno no controla en modo alguno el precio de los alquileres. Por su parte, en Alemania existe desde hace 40 años un índice de referencia para el precio de los alquileres (Mietenspiegel). Estas diferencias no sólo han marcado dos caminos muy distintos para acceder a la vivienda, sino que también han definido el paisaje urbano y el número de casas vacías.

Continuar

Apuntes sobre el XIX Congreso de Periodismo Digital de Huesca

Momento durante el XIX Congreso de Periodismo Digital de Huesca. Juan Manzanara

Una versión distinta de este resumen del XIX Congreso de Periodismo Digital de Huesca apareció en el número 45 de la revista Periodistas.

En cada edición del Congreso de Periodismo Digital de Huesca hay una serie de temas que sí o sí van a salir. Se les dedican mesas redondas y sobre ellos se habla en los corrillos durante las pausas. Son temas como la convivencia de periodismo y política, las dificultades de dar con un modelo de negocio que funcione para todo el mundo o la importancia de la marca personal en Internet.

La XIX edición abordó estos viejos conocidos pero también sorprendió con otros: el periodismo medioambiental, las informaciones sobre migraciones, las series de no ficción y los edificantes nuevos proyectos, una sección clásica del congreso pero que siempre aporta propuestas refrescantes. Mención aparte merece la huelga feminista del 8 de marzo (primero de los dos días de congreso), que condicionó la presencia de varias de las ponentes y estuvo muy presente en las intervenciones.

Continuar

Las noticias falsas son sólo la superficie

Este artículo sobre desinformación y fake news apareció en una versión distinta en la web de la revista Telos.

La Comisión Europea quiere acabar con la desinformación y para ello ha propuesto decenas de medidas de amplio espectro que no se limitan a las noticias falsas. Es más: las noticias falsas son, para la CE, sólo la parte visible de un problema mayor, la desinformación. Un problema en el que participan medios, consumidores de noticias, plataformas digitales, educadores y administración. La CE quiere eliminar la desinformación y quiere hacerlo antes de las elecciones europeas de mayo de 2019.

Continuar

Se busca oyente joven

Hoy, el porcentaje de jóvenes menores de 35 años que escuchan la radio es el 26%. Hace 5 años era del 33%. Créditos de la imagen.

Este artículo sobre la radio apareció en una versión mejorada en la revista Periodistas, de la FAPE, descargable desde aquí.

La radio, al igual que la prensa escrita y la televisión, también ha sufrido el envite de la tecnología. Pero si esta zarandeó al papel y la pequeña pantalla hasta hacerles ver que debían reinventarse si querían seguir despertando interés, especialmente el de los jóvenes, en el caso de la radio no se puede decir que la fórmula haya cambiado mucho. Sí se han añadido detalles aquí y allá. Detalles como fichar a colaboradores con legiones de seguidores en redes sociales, filmar entrevistas y editoriales y subirlos a Internet o comentar en directo las impresiones que los oyentes envían a través de Twitter y WhatsApp. Son remiendos, porque la esencia de la radio –sus programas, sus formatos, sus presentadores– apenas ha variado en lustros. Esta resistencia parece una apuesta arriesgada en un momento en que las cifras de audiencia muestran que los oyentes están envejeciendo y que los jóvenes no terminan de llegar.

Continuar