Acuaponía, un entorno productivo (casi) perfecto

Plantones de lechuga en acuaponía tras 5 días. Foto: Francisco Javier Quevedo Ruiz
Plantones de lechuga en fibra de vidrio tras 5 días. Foto: Francisco Javier Quevedo Ruiz

La versión completa de este artículo sobre la acuaponía puede leerse en Ahora.

Los últimos datos sobre el hambre son desiguales. El informe Estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2015, publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), cifra los hambrientos en el mundo en 795 millones de personas, un 21,4% menos que en 1990-1992.

Si a comienzos de los 90 dos de cada 10 personas pasaban hambre, hoy la cifra se ha reducido a una de cada 10. Este descenso prácticamente alcanza el punto 1.C de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que preveía una reducción del hambre a la mitad para 2015: la cifra conseguida se queda a poco más de un punto porcentual del objetivo.

Sin embargo, a pesar de la mejora global, hay regiones que han empeorado: Asia meridional ha pasado de un 28,8% de personas subalimentadas en 1990-1992 a un 35,4% en 2014-2016, lo mismo que África subsahariana (del 17,4% al 27,7%) o Asia occidental (del 0,8% al 2,4%). En la cara positiva de los datos destacan las mejoras de Asia Oriental (29,2% en 1990-1992 a 18,3% en 2014-2016), Asia sudoriental (13,6% a 7,6%) y América Latina y el Caribe (6,5% a 4,3%).

En el artículo completo se explica qué es la acuaponía y de qué forma se pueden obtener unos 500 kg de tilapia cada cinco semanas y 250 kg de lechugas a la semana; se resumen los antecedentes de este ecosistema productivo y se describe el sistema estándar mundial, el llamado sistema UVI, creado por James Rakocy a finales de los 90.

El artículo puede leerse en su versión online o en los quioscos.